fbpx

Acuarios

Acuarios para gambas y peces

Hay personas que son más de perros y de gatos y hay quienes prefieren la tranquilidad y el silencio de un grupo de peces danzando en un hermoso acuario. Para los que quieren aventurarse a tener un pedacito de mundo acuático en casa tenemos la siguiente lista de consejos, con todo lo que se debe saber sobre acuarios para gambas y peces.

No hay nada mejor que tener en casa una mascota que no solo garantiza una silenciosa compañía, sino que también es muy fácil de cuidar y también ofrecen un ambiente armonioso, relajante y desestresante. Cuando se decide tener uno de estos en casa no hay vuelta atrás, aquí dejamos las mejores recomendaciones.

Consejos para comprar un acuario

En el momento de comprar acuarios para peces, las personas deben prepararse adecuadamente. La mayoría de las veces querrán escoger algo lujoso y espacioso, pero la verdad es que hay características más allá de esto para decidirse por uno. Es importante empezar por el tipo de especies que vivirán allí y cuáles se piensan añadir a futuro.

Considerar el tipo de peces

Al igual que los perros y gatos, los animales acuáticos también cuentan con personalidades diferentes según su tipo. Algunos requieren mucho espacio para nadar, así como más cuidados especiales. También hay que garantizar que la compañía de otra especie sea la adecuada y no crear un ambiente hostil.

Para los principiantes, lo mejor es que empiecen por solo un tipo de pez o consideren acuarios para gambas exclusivamente. Si les va bien con un pequeño grupo, pueden añadir más diversidad al estanque. Aquí lo importante es investigar si los tipos se llevan bien y si es bueno que sean compañeros.

¿De agua salada o agua dulce?

Para empezar, el hábitat de agua salada puede parecer más exótico y diverso, pero la verdad es que este tipo requiere mantenimientos más profundos y complicados. Esto es porque la acidez del agua puede estropear los materiales más rápidamente y no suelen tener un acabado estético que llame aún más la atención.

Recomendamos los hábitats de agua dulce, ya que son más fáciles de mantener, más baratos y no requieren de tantas atenciones para conseguir un aspecto impecable durante muchos años. Aparte, los animales de agua dulce suelen ser más coloridos e igual de diversos.

Localizarlo en un buen lugar

Lo primero es verificar la superficie donde se colocará. Tiene que ser un lugar equilibrado horizontalmente, de forma que no se incline el borde del agua y lo suficientemente estable para soportar el peso (en cualquier caso, un acuario siempre es pesado).

El ambiente de alrededor debe tener una entrada de luz natural, de forma que es fácil para las plantas hacer la fotosíntesis y emitir el oxígeno que necesitan los animales.

Es importante evitar que la luz del sol caiga de manera directa sobre los peces. Igualmente, sugerimos localizarlo cerca de un enchufe para mayor comodidad, aunque no es preferible que esté cerca de calderas o equipos A/C que puedan alterar la temperatura del agua.

Mostrando todos los resultados 4