Cómo aclimatar nuestras Gambas

Esta pregunta creo que es otra de las dudas mas grandes que existe a la hora de recibir por primera vez a nuestras gambas en casa.

 

¿Tenemos que aclimatar a las gambas?

¿Por qué?, ¿Cómo lo hago?

¿Durante cuánto tiempo?

Pensar que el procedimiento para aclimatarlas, es algo personal y debemos de hacerlo sin ningún tipo de prisa, ya que un cambio brusco puede dar lugar a que no se aclimaten bien y tengamos muertes inesperadas.

No puedo más que trasmitir mis consejos y esperar que os puedan interesar, para que realmente lleguéis a disfrutar y querer tanto a estos animales, como lo hago yo.

Cuando recibimos las gambas y abrimos la caja, las gambas se van a encontrar en un agua y unos parámetros que en muchos casos ya hemos podido estar ajustando antes del envío, y eso hace que nuestra comunicación tan cercana ayude a que los parámetros sean muy parecidos.

Entonces os preguntareis, ¿Para qué aclimatar si realmente los parámetros son los mismos?

Desde mis acuarios puedo mantener unos parámetros los más parecidos posibles, pero no significa que en vuestros acuarios como en los míos, el resto de composiciones naturales creadas, madurez, colonia bacteriana, etc. sean iguales.

Por lo tanto, aunque pasemos por un proceso de igualdad en parámetros químicos del agua, las condiciones que no podemos ver o medir, serán diferentes en cualquier situación.

No olvidemos una frase “cada acuario es un mundo y no hay dos iguales

De ahí que recalco, la importancia de una aclimatación

El tiempo de aclimatación bajo la forma que trato de enseñaros dura varias horas.

HERRAMIENTAS:

Un recipiente (paridera externa)        Dispone de tubo y llave ( una opción perfecta )

                                              Paridera Externa 1,2L                                 

Un tubo ( el que usamos para los aireadores )

Una llave o grifo

Una pinza o cinta

 

PROCEDIMIENTO:

Metemos a nuestras gambas en el recipiente con el agua que viene en su bolsa de transporte.

En muchos casos se nos ha enseñado a meter las bolsas dentro del acuario para igualar las temperaturas y es algo que si existe una diferencia de temperatura muy alta entre la bolsa de transporte y el acuario, sufran un cambio de temperatura más rapido del deseado.

Fase 1: La propia temperatura de la habitación va a realizar un proceso de igualación de temperaturas que seguramente en muchos casos si tenemos los acuarios para las gambas entre 21-24ºC será la que tengamos en las casas o habitación. (ya se que en verano esto no es así) pero es para tener una referencia orientativa.

Una vez tenemos de forma natural, aumentando la temperatura del agua en el propio recipiente, procedemos a poner el tubo.

Este tubo siempre va a ser de comunicador del agua del acuario donde van a vivir esas gambas que llegan a vuestras casas y el recipiente donde las aclimatamos

La llave o grifo lo vamos a usar siempre para controlar el caudal de agua desde el acuario, al recipiente.

Ha de ser un caudal muy despacio, gota a gota, sin prisas.

Esta aclimatación conlleva varias horas.

Fase 2: Tras estas horas de aclimatación, vamos a hacer otra pequeña aclimatación de 1 hora más. Para ello vamos a retirar casi toda el agua que habéis acumulado en el recipiente y vamos a dejar a las gambas con el agua suficiente para que puedan moverse y repetimos la Fase 1.

Fase 3: Terminadas estas 3 horas de aclimatación, las cuales pueden ser alargadas todo lo que necesitemos, procedemos a introducir las gambas en su nueva casa.

Cogeremos un salabre y pasaremos a las gambas dentro del nuevo acuario, intentando no usar el agua de la aclimatación para la introducción.

Fase 4: Para concluir esta aclimatación. No es recomendable darles de comer en los primeros días de la introducción. Los animales que os llegan a casa, no han sido gambas que han estado acinadas en bolsas durante días, horas de viaje, vuelos y cambios continuados de agua entre criadores, mayoristas, importadores, etc.

Son animales sanos, saludables, nutridos y lo que van a hacer es tratar de comer aquello que se genera en nuestros acuarios de forma natural, no hay que saturarlos a comida, sino dejarlos que conozcan su nueva casa

Progresivamente irán comiendo de lo que nosotros introduzcamos. Empezar siempre con poca cantidad y retirarla pasadas varias horas si la dejan